«A veces, las mayores fronteras son nuestros secretos...»