Reseña 'Orissa Pt. II' en La Revolución de los Libros

27.07.2017

"Orissa: Parte II" de Alberto Rueda

¡Buenos días, lectores! ¿Qué tal lleváis esta última semana de julio? Espero que estéis descansando mucho y que ese descanso esté acompañado por un buen ejemplar. Hoy jueves os voy a hablar de un libro que es muy especial para mí. En el mes de mayo hice la reseña sobre la primera parte de esta bilogía y fue un tomo que me dejó sin palabras. Pero lo que no esperaba es que la segunda parte superase con creces la calidad del anterior.
Antes de daros mi opinión, quiero resumiros brevemente de qué trata esta segunda parte y así podáis situaros en la historia. La felicidad es siempre un bien perecedero. Por eso, aunque Nagesh crea haber encontrado un eterno remanso de paz junto a Shefali, lejos por fin del miserable Monseñor Dumont, el destino hará que una segunda persona ponga sus ojos en él y le involucre en sus turbios propósitos. De esta manera nuestro protagonista terminará en una plantación de té en las montañas, atrapado en un complejo plan conspiratorio del que no le resultará sencillo escapar. Para colmo, los presagios que las estrellas le envían desde su ciudad natal no resultan nada halagüeños. Con Nagesh bajo control, los planes del gobernador parecen ir viento en popa, pero la llegada a Bhubaneswar de un nuevo personaje, pone en serio peligro su éxito final. Éste tendrá que adelantar su consecución más de lo que quisiera, sin olvidar que el obispo Dumont es un hombre sin escrúpulos al que no se puede dejar de vigilar ¿A que el resumen vuelve a llamaros la atención? Pues esto no es nada en comparación con todo lo que tengo que decir sobre la obra de Alberto.
Primeramente quiero empezar hablando sobre los personajes de la novela. A partir del resumen, os habréis dado cuenta de que Nagesh sigue siendo la clave de esta trama. En este segundo libro nuestro protagonista es un joven que ha aprendido muchas cosas, y que, a base de golpes y engaños, ha madurado enormemente. El muchacho sigue siendo alguien especial, sin sospechar el potencial que tiene dentro, presentando en este ejemplar una evolución física y mental más que notable. Como siempre, no sólo Nagesh destaca en este tomo. Orissa II tiene muchísimos personajes, y todos forman un reparto digno de mención: Monseñor Dumont, Shefali, Anuj, Lord Britton... Ellos son parte fundamental para el desarrollo de esta historia, y si alguno faltara, este libro no sería el mismo. Son tales los matices y los detalles que estos personajes nos aportan, que permiten crear una narración llena de misterio, amor, odio, venganza y esperanza. En este ejemplar Alberto Rueda sigue describiendo de forma minuciosa la fisonomía y la psicología de estos individuos con un elemento añadido: en la primera novela nos explica detalles del pasado para comprender las motivaciones y actuaciones de ciertos protagonistas. En esta segunda parte el lector sabe de qué pie cojea cada uno, y podrá ver el choque entre cualidades tan dispares como la traición, la ambición, la sinceridad o el compañerismo.
Continúo hablando de la trama y su organización. El libro se estructura en 48 capítulos de extensión variable redactado en tercera persona en tiempo presente, siendo un narrador omnisciente quien cuenta la historia. Me ha parecido muy original que la novela se haya redactado empleando este tiempo y esta persona, ya que estoy acostumbrada a leer tercera persona en tiempo pasado, o primera persona redactada en presente. Por otro lado, la trama se desarrolla de una forma ágil y dinámica, cuya acción se lleva a cabo en otros lugares, implicando movilidad. Siempre la narración de un viaje otorga más velocidad a la historia, y si le añadimos otros elementos fundamentales como las descripciones que el autor realiza, es una auténtica gozada. Es cierto que algunos capítulos son algo extensos, pero sinceramente, creo que es el menor de los males. Gracias al lenguaje sencillo que Alberto emplea en su redacción, los capítulos se leen solos y creedme, este libro engancha mucho.
En el párrafo anterior he mencionado por encima las descripciones que el autor realiza en su obra. Considero que es otro de los elementos imprescindibles que quería mencionar de forma individual y hacen de este libro una delicia. Alberto no sólo nos describe los personajes como he mencionado anteriormente, no. Describe absolutamente todo: los movimientos, los gestos, los pensamientos más íntimos de los personajes, de qué color y qué forma tiene un determinado carro, las ciudades, sus calles, los olores... ¡Es imposible no disfrutar con este libro! Si además añadimos la velocidad narrativa y la acción trepidante que el autor impone, el placer está garantizado.
Otro elemento clave para entender por qué me ha gustado tanto este libro es la ambientación. En este tomo la trama se desarrolla a principios del siglo XX en determinadas ciudades que forman parte de la región de Orissa (La India). Como podéis suponer, en ese momento este continente estaba bajo jurisdicción británica, por lo que el choque de intereses globales y locales estaba servido. En este libro se ve perfectamente el funcionamiento de las administraciones y cómo la ambición es ajena a las necesidades de un pueblo con unos ritos y unas costumbres absolutamente diferentes a las que intentan imponer.
A su vez, la explicación de la sociedad hindú me ha parecido magistral. Reconozco que conocía muy poco sobre esta sociedad, su cultura y religión. De nuevo Alberto es capaz de unir estos elementos a priori, sin relación, en una novela de aventuras, sintiendo que realmente formas parte de la trama y sus aventuras.
Por último y no menos importante quiero señalar tres aspectos que me parecen claves en esta obra. El primero de ellos es el factor sorpresa. En este ejemplar, Alberto engaña en ciertos puntos al lector y creedme son tantas y tan buenas las sorpresas, que más de uno se quedará ojiplático perdido. El segundo aspecto a reseñar se centra en los toques de fantasía que el autor aporta a la trama dando una pincelada de magia y misterio muy especial. Y por último, me parece importantísimo el papel que el destino juega en este libro. Éste se encuentra relacionado de una forma muy íntima con los aspectos de magia y fantasía que he comentado anteriormente.
Creo que no se me olvida nada más. Buscando información sobre este libro, encontré una frase que decía lo siguiente: "Hay libros que no son como los demás. Tomos que encierran un conjunto de páginas unidas sólo por la coherencia. Hay ejemplares que tienen alma y sentimientos que el lector percibe perfectamente". No puedo estar más de acuerdo. Orissa II traspasa todos los límites, físicos y emocionales. Yo he salido herida por la lectura de este libro. Y no me arrepiento. Es uno de los mejores ejemplares que he leído este año y Alberto Rueda ha sido un auténtico descubrimiento tanto como escritor y como persona. Sólo alguien con una calidad humana como la suya puede escribir libros así.
Lectores. Espero que esta reseña os dé motivos para leer si no este ejemplar, la bilogía completa. Son libros que deberían leerse juntos, ya que la trama está relacionada y uno no se entiende sin el otro. Si no tenéis lectura para el verano (o el otoño, o el invierno) dad una oportunidad a Orissa. Os va a encantar. Gracias Alberto por este libro y por tu colaboración en todo momento.
¡Feliz día, lectores! ¡Nos seguimos leyendo! ^^

Encuéntrala aquí.